Avenida de Huelva, 5. 21200 Aracena (Huelva)

Blog Hotel – Restaurante Los Castaños ** Aracena

14 Nov

Setas de la Sierra de Aracena, un placer gastronómico para repetir

El otoño es tiempo de setas en la Sierra de Aracena, tiempo para recorrer nuestros caminos y, de forma respetuosa con el medio, recolectar distintas variedades de hongos para disfrutar con su inconfundible sabor en múltiples formas.

Porque la búsqueda de setas en la Sierra de Aracena siempre tiene un doble premio: no sólo es un auténtico espectáculo caminar por nuestros caminos y senderos en pleno otoño, probablemente la estación del año que mejor viste a nuestro Parque Natural. Sino que el hallazgo y recolección de las especies que encontremos hábilmente –sólo las que conozcamos y estemos seguros, porque con las setas es mejor no arriesgar– serán protagonistas indiscutibles de una sabrosa comida que debemos celebrar en compañía de los nuestros.

En la Sierra de Aracena, las setas más populares son, principalmente, las ‘tanas’ (Amanita caesarea), los ‘tentullos’ (Boletus edulis) y los ‘gallipiernos’ (Macrolepiota procera), tres de las que más aprovechamiento culinario tienen, aunque la lista es mucho más extensa y acoge otras muchas variedades con distintos aprovechamientos.

Las ‘tanas’, por ejemplo, son las más demandas y requeridas en las cartas de bares y restaurantes. Bien en revueltos, en guisos, con arroces, en tortillas… la imaginación de los cocineros de la Sierra de Aracena da para mucho, aunque simplemente a la plancha, con un poco de aceite y sal es un auténtico lujo.

Los ‘tentullos’ son también una especie carnosa, con muchas posibilidades para revueltos, guisos… aquí, su sabor tan característico y olor la hacen inconfundible en cada plato. El caso de los ‘gallipiernos’ es más curioso si cabe ya que, al contar con una copa de grandes dimensiones, suele dar mucho juego a la hora de prepararlas empanadas o incluso como pieza indispensable de ‘san jacobos’, rellenos de queso y jamón.

Y lo mejor de todo: una vez cocinadas, las setas pueden congelarse y ser consumidas más adelante, sin perder en absoluto su sabor y propiedades…

¿Todavía no se le hace la boca agua? Le invitamos a que pase por los bares y restaurante de Aracena y lo compruebe… seguro que repite.

Nota: a la hora de recolectar setas por la Sierra de Aracena es imprescindible saber que la inmensa mayoría de fincas que existen en este espacio son privadas, por lo que para acceder a ellas y recolectar setas debemos contar con el permiso de su propietario, así como cerciorarnos de que las cancelas de acceso quedan perfectamente cerradas al entrar y salir, para evitar que el ganado pueda escaparse.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies